Del Diseño a la Degradación: El Costo Ecológico del Fast Fashion

A la mayoría de las personas les gusta estar bien vestidas y comprar las últimas prendas que están a la moda, algo que las grandes marcas que hay hoy en día saben, y se encargan de realizar lanzamientos de manera permanente para garantizar una amplia variedad en sus prendas y asegurarse de llegar a todo tipo de gustos. Esta situación ha llevado a algo que se conoce hoy en día como fast fashion, y no es más que una producción rápida y de manera masiva de ropa a bajos costos, sin embargo, lo que mucha gente desconoce, es que esta tendencia tiene unas implicaciones ambientales muy altas. Precisamente por esto, es que en esta oportunidad quiero contarte cuál es el costo ecológico del fast fashion y las implicaciones que tiene para nuestro planeta.

Ahora bien, antes de entrar a conocer que impactos tiene y cual es el costo ecológico que el fast fashion conlleva, es importante entender en profundidad en qué consiste y cuál es el ciclo de vida de la ropa bajo este modelo. En primer lugar y como lo mencioné anteriormente, el fast fashion hace referencia a la producción masiva, rápida (de ahí viene que se le diga “fast”) y a bajo costo de ropa que busca replicar las últimas tendencias de la moda.

Uno de los temas particulares que tiene el fast fashion es que las prendas elaboradas, desde su diseño hasta su disposición, demandan una cantidad de recursos considerables a lo largo de su ciclo de vida. Desde la extracción de las materias primas, que por lo general suelen ser cultivadas o también sintetizadas por medio de procesos ambientalmente perjudiciales, hasta la fabricación de las prendas finales implica unos consumos altos de energía y agua, además, de las emisiones de gases efecto invernadero emitidos a la atmósfera durante su transporte y distribución.

Al costo ecológico del fast fashion, se le suma también la disposición de las prendas que no son vendidas y son sacadas del mercado y desechas (un ejemplo de esto son las montañas de ropa en el desierto de Atacama en Chile) una vez la temporada termina. Precisamente por esta razón, a continuación, quiero compartir contigo algunos de las principales implicaciones que tiene este sobre el medio ambiente, como contribuye al cambio climático y porque es importante promover el consumo responsable.

Consumo de Recursos y Contaminación

La industria textil y como parte de esta la del fast fashion, es una de las que más demanda agua y a su vez, es una de las más contaminantes del mundo. Para la fabricación de prendas se requiere grandes cantidades de agua para producirlas, además, el uso de tintes y tratamientos químicos para su fabricación liberan sustancias tóxicas que muchas veces son depositadas en ríos y ecosistemas, afectando la biodiversidad y la salud humana.

Emisiones de dióxido de carbono y el efecto sobre el Cambio Climático

El fast fashion y la industria de la moda contribuye significativamente a las emisiones globales de gases de efecto invernadero, estimando que anualmente se emitan 25,200 toneladas de CO2eq aproximadamente. Desde la fabricación hasta el transporte de las prendas, cada etapa en el ciclo de vida de las prendas emite CO2 y otros gases contaminantes, lo que contribuye a la aceleración del cambio climático. La rápida rotación de colecciones de moda exacerba este impacto, el cual aumenta constantemente debido a la frecuencia con la que los productos son fabricados, transportados y desechados.

Impacto Social del Fast Fashion

No solo el fast fashion tiene un impacto importante a nivel ambiental, sino que este también plantea serios problemas a nivel social. Muchas de las fábricas de grandes marcas operan en países en vía de desarrollo, donde los trabajadores son remunerados con bajos salarios, largas jornadas laborales y condiciones precarias para trabajar. Este modelo de producción masiva de prendas promueve que se perpetúe un ciclo de pobreza y explotación laboral, afectando por lo general a la población más vulnerable.

Efectos sobre la fauna y flora

Otro de los efectos importantes que tiene el fast fashion, es sobre la biodiversidad de nuestro planeta donde la producción masiva y el consumo de moda rápida está alcanzando un efecto devastador. La contaminación del agua, del suelo y del subsuelo, junto con la degradación de diferentes hábitats debido principalmente por la agricultura textil, están amenazando especies y ecosistemas enteros en diferentes partes del mundo, reduciendo de esta manera la resiliencia ecológica de estos.

Como te habrás podido dar cuenta, los efectos anteriormente mencionados son complejos y se deben tomar medidas al respecto, y la solución puede estar en manos de todos nosotros. A raíz de este problema, han surgido diferentes movimientos que promueven prácticas más éticas y sostenibles en la industria de la moda. Lo opuesto al fast fashion, es el slow fashion, donde la moda ética y el upcycling (término utilizado en economía circular) se presentan como alternativas viables, enfocándose en la calidad, la producción consciente y la reutilización de materias primas, buscando de esta manera minimizar el impacto a nivel ambiental y mejorar las condiciones laborales de quienes trabajan en la industria.

Por otro lado, nosotros como consumidores tenemos el poder de influir en la industria a través de las decisiones que tomamos a la hora de comprar. Escoger marcas sostenibles, tratar de reducir el consumo, comprar prendas de segunda mano y reciclar o donar ropa que ya no utilizamos, son algunas acciones que nos pueden permitir disminuir la demanda de prendas y reducir el costo ecológico del fast fashion.

Si te gustaría aprender más sobre consumo sostenible, déjame un comentario abajo o envíame un mensaje directo. De igual manera, aquí en Energía y Sostenibilidad encontrarás más artículos relacionados con el tema. Si te gustó el artículo, no olvides por favor compartirlo. Gracias.

Descarga aquí tu E-book gratuito

Ebook – Gratis

Ingresa aquí tus datos y recibe en tu correo tu e-book gratis para que empieces a realizar acciones en tu hogar para reducir el consumo de energía y agua, y de esta manera, llevar un estilo de vida sostenible.

Artículos relacionados

Sobre Javier Areniz Flechas

Mi nombre es Javier Areniz y soy el autor/creador de ENERGÍA Y SOSTENIBILIDAD. Debido a mi experiencia personal y profesional, he aprendido la importancia de llevar una vida más sostenible, que permita contribuir a reducir los efectos e impactos generados por el cambio climático.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

0