Movilidad Sostenible: Sus Fundamentos y la Importancia Respecto al Cambio Climático

De acuerdo con el World Resources Institute (WRI), el sector transporte es el responsable a nivel mundial del 16,2% de las emisiones totales de gases efecto invernadero a la atmósfera, donde solamente el transporte terrestre representa el 74% de las emisiones del sector, lo que demuestra la urgencia que hay actualmente para acelerar la transición hacia una movilidad sostenible, que contribuya a mitigar los efectos del cambio climático.

El concepto de movilidad sostenible está fundamentado bajo los tres ejes principales de la sostenibilidad que son el crecimiento económico, la justicia social y el cuidado del medio ambiente, donde al igual que en otros sectores, se busca asegurar que los diferentes medios que utilizamos para movilizarnos estén direccionados por un camino que contribuya con el desarrollo sostenible de la sociedad. 

Ahora bien, ¿en qué consiste la movilidad sostenible? Como lo acabo de mencionar, el concepto está basado en las tres dimensiones de la sostenibilidad buscando promover el aprovechamiento de las diferentes opciones que existen para movilizarse, sin tener que sacrificar nuestro entorno y los recursos de las generaciones futuras.

De manera paralela, al implementarse un modelo de movilidad sostenible se busca también promover sistemas de transporte que además de ser amigables con el ambiente, reduzcan de manera considerable las emisiones de gases contaminantes que afectan directamente la salud humana, se promuevan medios de transporte accesibles para toda la población, se involucre a los mismos en las decisiones y definiciones que se toman en torno a este tema, y que impactan directamente su calidad de vida.

Como te podrás haber dado cuenta, al hablar de movilidad sostenible no me refiero únicamente a utilizar medios de transporte eléctricos, sino que estoy considerando muchos otros aspectos adicionales que deben ponerse en marcha de manera complementaria a la movilidad eléctrica, para que esta sea sostenible en su totalidad. Si bien la transición de los medios de transporte que funcionan con motores de combustión interna hacia aquellos que utilizan motores eléctricos, es indispensable para contrarrestar los efectos asociados a emisiones de gases efecto invernadero, los gobiernos locales y nacionales están en la obligación de adoptar medidas adicionales para que el sector del transporte sea sostenible en su totalidad.

Ante el aumento inminente de la población y por consiguiente, el constante crecimiento de las urbes en el mundo, las administraciones locales y nacionales están llamadas a tomar acción y anticiparse ante problemas previsibles asociados con la movilidad, puesto que deberán estructurar estrategias que les permitan satisfacer la creciente demanda y adoptar una figura de ciudades del futuro, donde la sostenibilidad sea la línea base para la implementación de las distintas soluciones que se necesiten en temas de transporte.

¿Qué implica que las ciudades adopten un modelo de movilidad sostenible?

Seguramente ahora te estarás preguntando qué otras alternativas tienen las ciudades además de la movilidad eléctrica, para implementar a nivel macro un modelo de movilidad sostenible. Cómo ya lo mencioné anteriormente, un modelo de movilidad sostenible implica promover estrategias que en primera instancia, mitiguen el impacto del sector transporte sobre el medio ambiente y, por consiguiente, reduzca su influencia en el creciente problema del cambio climático.

Dentro de las múltiples opciones que existen, está la implementación eficaz de sistemas de transporte masivo que funcionen preferiblemente con energía eléctrica, como lo son el metro, tranvías, trenes de cercanías, o incluso autobuses como lo acaban de hacer en Bogotá, Colombia al incluir 1485 buses eléctricos al sistema de transporte masivo de la ciudad, convirtiéndola en la ciudad latinoamericana con la mayor flota de buses eléctricos actualmente. Si bien la adopción de estos medios de transporte es clave, de nada sirve hacerlo si no viene acompañado de la estructuración e implementación de una cultura ciudadana donde se le haga entender a la comunidad las ventajas y beneficios de utilizar los sistemas de transporte masivo en vez de utilizar los vehículos particulares.

De manera simultanea, se pueden promover otras alternativas que complementen la movilidad sostenible dentro de las ciudades, como lo pueden ser las caminatas, el uso de la bicicleta o el “carpooling” (vehículos compartidos) donde el escenario ideal se presenta cuando las administraciones construyen corredores verdes para peatones y usuarios de bicicletas, que les permita llegar a sus destinos mientras realizan ejercicio físico en un ambiente libre de gases contaminantes.

Si bien existen diferentes formas con las que se puede hacer que la movilidad de una ciudad sea sostenible, existen varias razones de peso que hacen de esta una necesidad urgente y de aplicación casi inmediata. Veamos algunas de esas razones.

¿Por qué es importante la movilidad sostenible frente al cambio climático?

  • Como lo vimos al inicio del artículo, el sector transporte es el responsable del 16,2% de las emisiones de gases efecto invernadero a la atmósfera, razón por la cual implementar un modelo de movilidad sostenible que se base principalmente en energía eléctrica, lo que implicaría de manera directa en la reducción del consumo de combustibles fósiles y, por consiguiente, la disminución en la emisión constante de gases contaminantes. Claro está, que esta solución debe venir acompañada de la construcción masiva de plantas de generación de energía a partir de fuentes renovables, puesto que, de lo contrario se estaría haciendo un “greenwashing” respecto a la movilidad.
  • Al hacer uso de los sistemas de transporte masivo, se reduce de manera directa la cantidad de vehículos particulares, lo que se reflejaría en una menor cantidad de vehículos circulando, mejorando de manera considerable la movilidad y los tiempos de viaje. Esto repercutiría directamente en la calidad de vida de las personas al gastar una menor cantidad de tiempo desplazándose para llevar a cabo sus actividades diarias.
  • Al utilizar en mayor medida vehículos eléctricos y disminuir los vehículos con motor de combustión interna, se reducen las emisiones de gases contaminantes y por ende se mejora la calidad del aire en las ciudades, lo que se ve reflejado en una mejora importante en la salud de los habitantes. Esto otorgar diferentes beneficios tanto a los mismos habitantes, como a las administraciones locales que requerirán menor presupuesto para el sector salud en la ciudad.
  • La promoción de corredores verdes para peatones y usuarios de bicicletas, además de otorgarles el espacio adecuado para realizar actividades físicas que mejoren su salud y les permita llevar un estilo de vida más saludable, también son espacios para promover la arborización e implementar el mejor sistema de captación de dióxido de carbono que existe hoy en día que son los arboles, quienes además de capturar CO2, contribuyen a la filtración de agua en el suelo, otorgan sombra y muchos otros beneficios contra el cambio climático.

Cómo puedes ver, la adopción de un modelo de movilidad sostenible en las ciudades trae grandes beneficios para nuestra salud además de mitigar los efectos del cambio climático. Si bien las estrategias que se adopten deberán ser estructuradas e implementadas por las administraciones locales y los gobiernos nacionales, la cuestión se reduce, como en muchos otros casos, a decisiones particulares que cada uno de nosotros tomamos al adoptar hábitos sostenibles respecto a la manera en que nos movilizamos.

Para concluir, a la hora de desplazarnos, cada uno de nosotros está en la capacidad de tomar la decisión de utilizar un sistema de transporte masivo en vez de nuestro vehículo particular, o si nos movilizamos hacia algún lugar cercano, decidamos utilizar la bicicleta o caminar. Esto significa que todos estamos llamados a empezar a adoptar hábitos sostenibles en los diferentes aspectos de nuestras vidas y que los apliquemos de manera constante, para que cada decisión que tomemos sea completamente fundamentada y contribuya así sea un poco, a reducir los impactos derivados del cambio climático.

Si deseas aprender más sobre movilidad sostenible, no dudes en dejar un comentario aquí abajo o contactarme. De igual manera, aquí en Energía y Sostenibilidad encontrarás más artículos relacionados.

Si te gustó este artículo, no olvides compartirlo. ¡Gracias!

Descarga aquí tu E-book gratuito

Ebook – Gratis

Ingresa aquí tus datos y recibe en tu correo tu e-book gratis para que empieces a realizar acciones en tu hogar para reducir el consumo de energía y agua, y de esta manera, llevar un estilo de vida sostenible.

Artículos relacionados

Sobre Javier Areniz Flechas

Mi nombre es Javier Areniz y soy el autor/creador de ENERGÍA Y SOSTENIBILIDAD. Debido a mi experiencia personal y profesional, he aprendido la importancia de llevar una vida más sostenible, que permita contribuir a reducir los efectos e impactos generados por el cambio climático.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.