¿Cómo Funciona La Economía Circular?

El concepto de economía circular surge, al igual que muchos otros como lo es el “desarrollo sostenible“, como respuesta a la problemática mundial que se ha derivado a causa del cambio climático y el consumo excesivo de recursos naturales por parte de la humanidad en los últimos años.

La economía circular nace como una alternativa al actual y ya obsoleto modelo de economía lineal que hay en la mayor parte de países del mundo, el cual se ha basado principalmente en producir y gestionar, bienes de consumo, recursos y servicios, para posteriormente utilizarlos durante su vida útil y finalmente desecharlos sin tener en cuenta los daños a nivel ambiental que estos productos generan. Esta filosofía empleada por tanto tiempo, con una visión a corto plazo de la vida útil de los mismos, ha llevado a nuestro planeta a que se encuentre en una situación poco sostenible.

Si miramos en detalle el comportamiento que tiene la naturaleza a nuestro alrededor, podremos observar que todos los procesos que se dan en ella lo hacen de manera cíclica; por ejemplo, el ciclo del agua, el ciclo del carbono, la vida misma como tal tiene un comportamiento cíclico, lo que significa que todos los elementos que hacen parte de la tierra tienen una función específica en la naturaleza y son reutilizados de manera constante para ser aprovechados durante todas las etapas de su vida.

En ese orden de ideas, lo que busca la economía circular es precisamente replicar esa figura de procesos cíclicos de la naturaleza y aplicarlos a la industria mundial hoy en día. Esto significa que lo que se pretende es que se adapte un nuevo sistema basado principalmente en el aprovechamiento de recursos donde se le da prioridad a la reducción en el uso de las diferentes materias primas. De manera paralela, se busca que la producción de bienes se minimice al máximo posible donde sólo se produzca estrictamente lo necesario, y en los casos en los que los productos deban ser utilizados, una vez cumplan su vida útil, sean reutilizadas las partes de estos que por su origen no pueden ser devueltos al medio ambiente y absorbidos de manera directa.

De manera precisa, basándome en lo que acabo de mencionar, se considera que la economía circular abarca dos tipos de ciclos: uno biológico y el otro técnico. En el caso del ciclo biológico, hace referencia a todas aquellas cosas que pueden ser reintegradas al sistema por procesos de compostaje y digestión anaerobia, como lo son los alimentos, madera, algodón, entre otros, que precisamente por su naturaleza están en la capacidad de que una vez cumplan sus ciclos regeneren otro tipo de sistemas a su alrededor como por ejemplo los suelos, los cuales posteriormente brindan nuevos recursos renovables que pueden ser utilizados e incluidos dentro de la economía mundial.

El segundo tipo de ciclo, que es el técnico, hace referencia a los bienes de consumo que utilizamos de manera constante como celulares, computadores, electrodomésticos, entre otros, los cuales, debido a su origen proveniente de un proceso de manufactura, deben plantearse estrategias de reutilización, reciclaje, reparación o re-manufactura, para poder hacer un uso apropiado de sus componentes y materiales, para que no sean desechados y generen más contaminación de la que hay actualmente.

Bajo estos principios es que hoy en día varias organizaciones y empresas han empezado a transformar sus ciclos de producción desde un modelo de economía lineal hacia la economía circular, la cual está enfocada principalmente en estructurar mecanismos que permitan reconstruir el capital financiero de estas empresas y organizaciones, al igual que reconstruir el capital manufacturado, humano y natural. Esta estructura propuesta, permitirá garantizar flujos más eficientes y mejorados en la producción de bienes y servicios.

Podríamos seguir profundizando aún más sobre la economía circular, sin embargo, hay tanta información al respecto y es un tema que se encuentra tan incipiente, que seguramente nos dará mucho tiempo para hablar de él y profundizar al respecto. De todas maneras, quiero cerrar este artículo con algunos principios que considero clave de la economía circular:

  1. Los residuos se convierten en recursos, es decir que son la materia prima para nuevos productos. Los materiales que son biodegradables regresan a la naturaleza de forma natural y los que no, deben ser reutilizados.
  2. Reutilizar residuos o partes de elementos que todavía se encuentran útiles y aún sirven como materia prima para otros productos.
  3. Reparación y reciclaje. Antes de desechar, se debe buscar la forma de alargar la vida útil de los componentes por medio de su reparación. En el caso en que no se pueda lograr, reciclarlos para que los materiales no se conviertan en residuos.
  4. Producción a base de energías renovables. Implica dejar de utilizar fuentes de combustibles fósiles para la producción, reutilización y reciclaje de los productos y hacer la transición hacia las energías renovables.
  5. Análisis de impacto ambiental del producto. Desarrollar productos y servicios teniendo en cuenta su impacto ambiental durante todo su ciclo de vida, desde la concepción hasta su reciclaje.

Seguramente hay otros aspectos que son relevantes de la economía circular, pero quise mencionar estos que a mi criterio son los más relevantes. Si consideras que hay algún principio que debería incluir en la lista, no dudes en dejar tu comentario o contactarme.

A modo de conclusión, migrar hacia la economía circular es realmente urgente puesto que necesitamos empezar a dejar de generar desechos, ya que estos continúan contaminando las aguas y los ecosistemas, lo cual tiene repercusiones directas sobre la salud y la vida en el planeta.

Si deseas aprender más sobre la economía circular, la Fundación de Ellen Macarthur ha venido haciendo una investigación constante sobre el tema. De igual manera puedes escribirme o también aquí en Energía y Sostenibilidad encontrarás otros artículos relacionados.

Si te gustó el artículo, no olvides compartirlo.

Descarga aquí tu E-book gratuito

Ebook – Gratis

Ingresa aquí tus datos y recibe en tu correo tu e-book gratis para que empieces a realizar acciones en tu hogar para reducir el consumo de energía y agua, y de esta manera, llevar un estilo de vida sostenible.

Artículos relacionados

Sobre Javier Areniz Flechas

Mi nombre es Javier Areniz y soy el autor/creador de ENERGÍA Y SOSTENIBILIDAD. Debido a mi experiencia personal y profesional, he aprendido la importancia de llevar una vida más sostenible, que permita contribuir a reducir los efectos e impactos generados por el cambio climático.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.